enesitru

Sala 15 – Leonardo

La sala es famosa porque expone las primeras obras del gran Leonardo da Vinci, realizadas antes de transferirse a Milán en 1482 a la corte de Duca Ludovico el Moro.

El gran artista-científico comenzó su aprendizaje en el taller de Verrocchio. En esta sala encontramos una obra correspondiente a este periodo: el Bautismo de Cristo (1470-1475 aprox.). Aunque si fue pintado en su mayoría por el maestro Verrocchio, se puede observar el toque de Leonardo en el joven ángel de la izquierda y en el paisaje. La diferencia de estilo en estos dos detalles nos hacen pensar en la intervención del jóven aprendiz. Es el paisaje “esfumado” a recordarnos el estilo de Leonardo, en aquellos tiempos menor de veinte años y ya mostrando superioridad sobre Verrocchio.

El estilo del genial artista se nota todavía más en la espléndida Anunciación (1472 aprox.), donde se aprecia su atención científica hacia los fenómenos naturales que se ve expresada en la descripción detallada en las alas del ángel, dibujadas como si fueran de un pájaro de verdad, o en las innumerables variedades de flores en la pradera. Pero es en el paisaje que el genio de Leonardo nos sorprende: una ciudad junto al lago y algunas montañas, rodeadas de una suave luz que difumina los detalles de los objetos de la manera exacta en la que percibimos los detalles a esa distancia.

Otra interesante obra exhibida es la Adoración de los magos (Adorazione dei Magi en italiano) de 1481 que, aunque incompleta nos ayuda a entender las principales particularidades del estilo de Leonardo: su intensidad emotiva, la expresión de los sentimientos y la técnica de diseño del maestro. La obra está siendo restaurada y no es posible verla.

En la misma sala, además de las obras de Leonardo, se encuentran también otros trabajos  importantes de otros famosos maestros activos a finales del siglo XV y del inicio del siglo XVI: Perugino (ten en cuenta la espléndida Piedad, de 1493 -1494), Luca Signorelli, Lorenzo di Credi y Piero de Cosimo.