enesitru

Sala 8 – Filippo Lippi

Esta sala está dedicada a uno de los protagonistas de los Inicios del Renacimiento: Filippo Lippi.

Personaje sui géneris, monje durante muchos años y amante de la monja Lucrezia Buti que correspondía a su amor, hasta que ambos renunciaron a la vida religiosa, padre de otro gran artista (Filippino Lippi), primer maestro de Botticelli, Filippo es seguramente uno de los pintores más importantes del siglo XV.

En la sala se encuentran exhibidas obras bellísimas de Filippo Lippi como el retablo Pala del Noviziato (1445 aprox.) la majestuosa Coronación de la Virgen (1439 1447 aprox.) o la preciosa Virgen con el niño y los dos ángeles (1465 aprox.) en la cual parece que haya sido retratada su amada Lucrecia como la Santa Virgen, futura madre de sus dos hijos.

Figuras esbeltas y refinadas, vestidos y cabellos ondeantes, fuerte atención al contorno y al diseño, son los elementos del estilo de Filippo Lippi, que después influenciarán a Sandro Botticelli.

El creador del “Nacimiento de Venus” fue un íntimo amigo y colaborador del hijo de Lippi, Filippino, también un pintor brillante. Filippino está presente en esta sala con algunas de sus obras entre las cuales se encuentra la espléndida y vibrante Adoración de los Magos (firmada y fechada en 1406).

Otra obra maestra expuesta en la sala es el famoso Díptico de la duquesa y el duque de Urbino (1472 aprox.) del gran Piero de la Francesca. La precisión de los detalles y los paisajes cristalinos que se desvanecen en las colinas del horizonte son de un realismo increíble.