enesitru

El Tondo Doni de Miguel Ángel

Tondo Doni di Michelangelo

El Tondo Doni o Sagrada Familia resale al periodo en el cual Miguel Ángel regresó a Florencia después de su primera estancia en Roma, el mismo periodo en el que el gran artista esculpió el famoso David.

La obra, datada 1506-1508 es la única pintura de Miguel Ángel presente en Florencia y es considerada una de las obras maestras del siglo XVI del arte Italiano.

Durante el Renacimiento el “tondo” era un trabajo típico solicitado por clientes privados. Fue comisionada por el adinerado banquero Agnolo Doni, probablemente en ocasión de su matrimonio con Magdalena, perteneciente a la importante familia de los Strozzi.

Las figuras de María, José y el Niño se agrupan en un único volumen central en el que la rotación de la Virgen da a la composición un movimiento en espiral que posteriormente será usado por muchos artistas. En el fondo un grupo de jóvenes desnudos traen a la mente un tema clásico, que simboliza la humanidad pagana que aún desconoce la doctrina cristiana. También es interesante notar el espléndido marco de madera tallado, diseñado por el mismo Miguel Ángel.

De un punto de vista artístico, el Tondo Doni sentará las bases del denominado Manierismo, el estilo de pintura que prefiere, posturas extrañas, poco naturales y colores iridiscentes con respecto a la pintura compuesta y equilibrada del siglo XV.

El Tondo Doni es una obra muy importante, ya que es uno de los pocos ejemplos de pintura de Miguel Ángel, junto con los majestuosos frescos presentes en la Capilla Sixtina en el Vaticano.

El Tondo Doni de Miguel Ángel se encuentra en la Sala 35.