enesitru

La Anunciación de Simone Martini y Lippo Memmi

Esta espléndida Anunciación fue dibujada alrededor de 1333 por Simone Martini y el cuñado Lippo Memmi para el altar de San Ansano en el catedral de Siena. El autógrafo de los dos pintores quedó inmortalizado en la inscripción latina abajo “SYMON MARTINI ET LIPPVS MEMMI DE SENIS ME PINXERVNT ANNO DOMINI MCCCXXXIII”.

La pintura es considerada una absoluta obra maestra y uno de los grandes ejemplos de la pintura Gótica Sienese, caracterizada por la maravillosa elegancia de las líneas y del color.

El Arcángel acaba de tocar el suelo delante de la Virgen como lo demuestran el despliegue de sus alas y su manto todavía en movimiento. La escena es casi teatral, como salida de una historieta con el saludo del ángel. La Virgen se retrae casi sorprendida y asustada por la repentina aparición. Este movimiento, recatado y elegante se suma al efecto de extrema sofisticación de la obra. El retablo tiene el fondo dorado, ligado aún a la tradición y todavía solicitado en las representaciones sagradas.

Los artistas se apegaban a lo solicitado por los clientes, pero solían agregar algunos detalles que hicieran que la composición fuera más realista. Con estos fines Simone Martini incluyó algunos detalles encantadores en la escena principal como el suelo de mármol, el manto del arcángel, el jarrón de lirios, el libro medio cerrado de María y su trono, todo lo cual sugiere un espacio real, aunque si penalizado por el fondo dorado.

Las vestiduras de los cuatro personajes toman forma gracias a las líneas decorativas y serpenteantes típicas de la escuela de Siena.

La pintura representa plenamente el gusto por la belleza, la suavidad de las líneas y colores, propias de la pintura de Siena, justo lo opuesto al estilo Florentino, más relacionada con el volumen  y la forma.

Esta obra se puede contemplar en la Sala 3, Escuela de Siena del siglo XIV.