enesitru

El David de Miguel Ángel en la Galería de la Academia

michelangelo-david

En julio de 1501 Miguel Ángel Bonarroti recibió la orden por parte de la Opera del Duomo de crear una estatua que representara a David y Goliat, con la obligación de utilizar un gran bloque de mármol que yacía abandonado en el almacén de la Catedral y que había sido ya trabajado 40 años atrás por Agostino de Duccio, con el objetivo de esculpir el mismo sujeto. Sin duda este era un reto para Miguel Ángel, que en ese tiempo tenía 26 años y había apenas regresado de Roma, donde había creado su primer obra maestra: la Piedad, hoy conservada en la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

La solicitud de la escultura, en un inicio fue con motivos religiosos y se pretendía que fuera colocada en los contrafuertes o estribos de la Catedral, pero al ser terminada pasó a manos del Gobierno de la República de Florencia, una vez que se decidió que la figura de David podría simbolizar la virtud del buen gobierno y la defensa de la patria. En esta época los Medici habían sido ya expulsados de Florencia y Niccolò Machiavelli era el secretario de la segunda cancillería de la Republica (hoy Ministerio de Relaciones Exteriores).

¡Salta la fila! Adquiere tu boletos  »

Después del trabajo de preparación que incluyó muchos bocetos y pequeños modelos de cera, en 1502 Miguel Ángel comenzó a tallar el mármol, trabajando solo, de pie en un andamio que rodeaba el gran bloque. Para enero de 1504 la estatua fue terminada y fue considerada tan maravillosa y extraordinaria que se decidió reunir un comité del que Leonardo da Vinci formaba parte para decidir dónde colocarla.

Fue así que los florentinos decidieron poner al David de Miguel Ángel enfrente del Palacio de la Signoria, y fue clocada el 8 de septiembre de 1504, y permaneció ahí hasta julio de 1873.

David y Goliat

david-back-viewEl tema fue tomado de la Biblia y había sido realizada por otros grandes escultores florentinos del Renacimiento como Donatello, Ghiberti y Verrocchio, pero  siempre habían representado a David como un adolescente, después de haber  decapitado al gigante Goliat. Miguel Ángel en su lugar decidió representarlo en el momento previo al enfrentamiento, David un hombre joven (ya que en la Biblia está escrito que tenía 16 años) sostiene en su mano derecha la piedra y una honda apoyada sobre su hombro izquierdo, listo para golpear al gigante. La tensión del joven pastor frente al terrible enemigo que nadie se había atrevido a desafiar antes, está representada por Miguel Ángel con hermosos detalles: una intensa expresión de sus ojos, los músculos contraídos que hacen que parezca como si estuviera conteniendo la respiración, y las venas en relieve, donde parece que realmente corriera la sangre.

Adquiere tus boletos ahora »

La colocación de la estatua en la Plaza de la Signoria, enfatizaba el significado político más que el religioso, el David se convirtió en el símbolo de la libertad florentina contra los poderosos enemigos de la época. Frente al Palacio de Gobierno la estatua de David representaba la virtud y el coraje de Florencia, como la estatua de un héroe griego, retratado en plena desnudez y en la posición clásica de “contrapposto” con la pierna y el brazo derecho tenso y la pierna izquierda con un ligero paso hacia enfrente y el brazo doblado sujetando la honda, lo que da una sensación de vida y movimiento a la figura. El David de Miguel Ángel realmente representa la belleza antigua del renacimiento, pero con un significado completamente actual.

david

De acuerdo con algúnos  testimonios de sus contemporáneos, Miguel Ángel estuvo 18 meses esculpiendo para crear una de las esculturas más importantes del mundo, trabajando sin ayuda y escondido detrás de unos tablones de madera que rodeaban la pieza, en modo que nadie pudiera ver la estatua antes de que estuviera terminada. Fue pagado con 400 ducados que en ese tiempo era mucho, pero sobre todo, con esta obra maestra se hizo famoso en toda Italia y también en las cortes Europeas, y hoy en día es famoso en todo el mundo.

Para los amantes de la música la Galería de la Academia reserva una sorpresa, el Conservatorio de Música Luigi Cherubini.